La combinación del trabajo manual y la tecnología.

Nuestros empleados tienen que franquear dos compuertas para poder acceder a la moderna zona de producción, donde se realiza el envasado de las ampollas de las curas cutáneas siguiendo la normativa vigente en materia de higiene para medicamentos. Una corriente de aire constante de arriba a abajo protege las preciosas ampollas de las impurezas, en su interior reposan los extractos de plantas medicinales que nuestros jardineros han recolectado a mano y que son el rasgo distintivo de nuestra cosmética. WALA se caracteriza por conjugar el trabajo manual con la precisión tecnológica, los ritmos naturales y la producción automatizada. El Dr. Rudolf Hauschka nos sirvió de modelo gracias a su formación de químico y a que disfrutaba observando la naturaleza. Solo así pudo desarrollar un procedimiento de conservación de plantas medicinales sin empleo de alcohol.

El proceso de extracción del Dr. Hauschka

Con sus extractos de plantas medicinales de base acuosa elaborados mediante procesos rítmicos, Rudolf Hauschka tuvo un papel pionero y abrió nuevos caminos para la producción farmacéutica. Hoy seguimos produciendo los extractos siguiendo su procedimiento. Trituramos las plantas recién recolectadas, las dejamos reposar durante siete días mezcladas con agua, y dejamos que la luz y la oscuridad, el calor y el frío, el reposo y el movimiento actúen en ellas. Después prensamos y filtramos la mezcla y en algunos casos agregamos una pequeña cantidad de residuos orgánicos en forma de ceniza que ha resultado del proceso de carbonizacion. Llegado a este punto, el extracto contiene la fuerza y los principios activos de la planta. Y se conserva durante años. Nuestra firma alberga en su nombre resonancias de su método de elaboración: WALA significa en alemán Wärme-Asche y Licht-Asche (calor-ceniza y luz-ceniza) Mediante procedimientos de producción rítmicos se elaboran también extractos oleosos y esencias con bases alcohólico-acuosas para nuestra cosmética. En este proceso los extractos oleosos reciben un impulso de calor especial. Los capullos de rosas (de nuestros colaboradores en Iran)  como parte de las plantas secas se van introduciendo en el aceite a 37 Cº (la temperatura del cuerpo humano). La elaboración de los jugos es muy diferente: para obtener los jugos frescos se exprime toda la planta. Esto es lo que determina la particular eficacia de estos jugos y su riqueza en principios activos. Los empleamos en la gama de productos Dr. Hauschka Med. En función de la fórmula, mezclamos extractos, esencias, tinturas y jugos de las plantas medicinales con ceras y aceites preciosos, obteniendo así los productos acabados. Prescindimos por convencimiento del empleo de colorantes, aromas y conservantes químico-sintéticos. Publicamos los ingredientes y los procedimientos de elaboración en Internet para que puedas saber la composición de tu producto preferido. Nuestra cosmética se beneficia del dominio de conocimientos y los altos estándares vigentes en materia de higiene para la producción de medicamentos.