Trébol Rojo

Sinónimos: trébol violeta
Nombre científico: Trifolium pratense L.
Familia: Fabaceae (familia de leguminosas)

Hábitat

Componentes

Flavonoides, fitoestrógenos (isoflavonas), entre otros genisteína, daidzeína, biochanina A y formononetina, aceites esenciales, taninos.

Descripción

Las encontramos en prácticamente cualquier pradera de mayo a septiembre: las inflorescencias globulosas blancas y rojizas del trébol rojo. Los tallos del trébol pueden llegar a crecer hasta 50 centímetros y a menudo se muestran de color rojo. Brotan densamente, formando una especie de tapiz, a partir de un rizoma bastante pequeño. Las alargadas hojas del trébol de tres foliolos muestran una mancha clara característica en su centro. Tanto los tallos como las hojas presentan una pilosidad blanquecina.

Encontramos numerosas flores individuales en la inflorescencia, a cada una de las cuales acuden exclusivamente los abejorros de trompa larga que se encargan de la polinización. A ellos les encanta las inflorescencias del trébol rojo, muy ricas en néctar y, por tanto, fuente abundante de miel.

Como todos los miembros de la familia de las papilionáceas, el trébol rojo vive en simbiosis con una bacteria o rizobio (de la familia de las Rhizobiaceae) para optimizar su aporte de nitrógeno. El nitrógeno es esencial para la generación de proteínas y el material genético o ADN. Sin embargo, es necesario que esté disponible en su forma combinada, por ejemplo como nitrato o en forma de ácido úrico; son pocos los organismos capaces de procesarlo de no estar disponible de esta forma. Pero la cantidad de nitrógeno disponible en su forma

compuesta es, con frecuencia, limitada. La simbiosis permite a los rizobios componer el nitrógeno en su forma elemental. Un nitrógeno que de otra forma, no sería aprovechable, ni para su propio provecho ni para el del trébol rojo. Y asi todos se benefician de esta auténtica simbiosis.

Aplicación

Gracias a su alto contenido de taninos, el trébol rojo alivia todo tipo de inflamaciones de las membranas mucosas. La infusión de trébol rojo ayuda en casos de indigestión y aplicada externamente con las muselinas húmedas estimula cicatrización de la piel. Medicina popular utiliza el trébol rojo para combatir la tos.
El trébol rojo, además, es especialmente rico en isoflavonas (sustancias conocidas también como fitoestrógenos debido a su gran similitud con los estrógenos). Las isoflavonas ayudan a combatir los signos del envejecimiento prematuro de la piel. Las infusiones se toleran muy bien y atenúan las molestias menopáusicas.

Información interesante

Muy rico en proteínas, el trébol rojo es una de las plantas forrajeras más importantes para la industria agrícola. A través de su simbiosis con las bacterias de los nódulos de raíz, al mismo tiempo enriquece el suelo en que crece con los compuestos de nitrógeno. Esto se conoce como abono verde.

Para la mayoría de nosotros, el trébol rojo es menos conocido como forraje que como planta curativa. De hecho, se asocia a un amuleto de la suerte, el trébol de cuatro hojas, que está especialmente relacionado con la tradición celta. Y aquí estamos doblemente equivocados. Los tréboles de cuatro hojas, son, más bien, una hoja dividida en cuatro partes. Y en segundo lugar, el que se vende como “trébol de la suerte” es, en realidad, una Oxalis (Oxalis tetraphylla) y no tiene relación con el trébol rojo.

Dejando de lado la leyenda de que Eva se llevó consigo un trébol de cuatro hojas como recuerdo de tiempos más felices, cuando fue expulsada del Paraíso, la asociación a la suerte se remonta a la época celta. Para los celtas, el trébol dedicado a las diosas era un símbolo de felicidad y un talismán contra los malos espíritus. Creían que podía evitar maleficios y conceder clarividencia. Una vez florecido, se suponía que podía revelar las huellas de la diosa celta y solo por éste hecho, concedía bendiciones.

El trébol de tres hojas siempre ha simbolizado los más grandes misterios. El trébol de cuatro hojas, en cambio, simboliza la simetría perfecta y era la encarnación de la felicidad. Quien lo encontraba, sin buscarlo, se aseguraba la felicidad.

Los irlandeses aun le rinden homenaje al trébol y actualmente forma parte de su emblema nacional.

La planta en nuestros productos

Los empleados de los Laboratorios WALA utilizan el trébol rojo de los cultivos biológicos certificados. La mezcla se deja madurar durante siete días en grandes barriles de cerámica. Cada mañana y cada tarde, se agita vigorosamente el contenido para dejar entrar la luz en el líquido que permanecía en la oscuridad. Un proceso rítmico que marca esta esencia con la polaridad de la Naturaleza.
El extracto de trébol rojo, elaborado según el proceso rítmico, está presente en los siguientes Cosméticos Dr. Hauschka: el Serum Regenerador, la Crema Regeneradora, la Crema Regeneradora Cuello y Escote, la Crema Regeneradora Contorno de Ojos y el Bálsamo Corporal Regenerador.

♦♦♦♦