Sándalo

Sinónimos: Chandan, Cendana, madera de sándalo blanco, madera de sándalo de las Indias Orientales
Nombre científico: Santalum album L.
Familia: Santalaceae (familia sándalo)

Hábitat

Componentes

Madera: 3 a 5 % de aceite esencial, principalmente santalol.

Descripción

Nadie que haya podido viajar una vez a través de la India podrá olvidar alguna vez el característico perfume del sándalo. Un aroma que inunda cada estancia de la casa, impregna las prendas y baña el cuerpo. La fuente de este aroma es un árbol perenne que llega a alcanzar alturas de diez metros y florece durante todo el año. El sándalo no es demasiado selectivo a la hora de elegir su localización. Lo encontramos tanto en valles fértiles como en laderas de montañas. De hecho, el aroma de su madera parece crecer en intensidad en los suelos más pobres y secos. Sus hojas, grandes y de apariencia coriácea, recuerdan a las del laurel.

Sus flores no desprenden el característico aroma. Suelen tener cuatro pétalos, amarillos en su apertura que se van tornando rojizos gradualmente. Las encontramos en panículas en los extremos de las ramas.
Los árboles de sándalo son lo que denominamos hemiparásitos. Sus nutrientes los extraen parcialmente de las raigambres de las plantas próximas, aunque también pueden sobrevivir solos. Son numerosas y muy variadas las plantas que pueden servir para nutrirlo, encontrando entre ellas algunas hierbas altas como, por ejemplo, la paja canalera (Saccharum spontaneum), las palmeras o las araliáceas.

Al contacto con las raíces de la planta anfitriona, las puntas de las raíces de los retoños del sándalo forman un órgano llamado haustorio que penetra en las raíces de la anfitriona. Al crecer, forma nódulos de hasta dos centímetros de tamaño que permiten al árbol del sándalo controlar las raíces de la anfitriona. El árbol del sándalo puede llegar a robarle tantos nutrientes a la planta anfitriona que esta tiene dificultades para crecer.

Aplicación

El aceite de sándalo obtenido de la madera tiene propiedades antiespasmódicas y antibacterianas y es un antiviral eficaz contra el virus del herpes. El aceite esencial obtenido del rojizo corazón de la madera juega un papel importante en la industria del perfume. Con el fin de extraer el aceite, se cortan los árboles que tengan entre 30 y 60 años de edad.
Se pueden hacer palos de incienso a partir de la madera triturada.
El agua de sándalo que también se genera durante la destilación de vapor y se utiliza en productos masculinos para después del afeitado.

Información interesante

El nombre botánico Santalum probablemente deriva de la palabra sánscrita candráh que significa brillante, blanco y se debe al color de la luz de la madera. Album también significa blanco.
La mención más antigua de de madera de sándalo se remonta al s. V aC y se encuentra en el Nirukta, un comentario sobre los Vedas de la India antigua.
La madera estaba dedicada al dios Shiva y se utilizó en la construcción de templos y hacer estatuas de los dioses.
De acuerdo con la fe hindú, el aceite de sándalo era un ungüento que contribuía a la reencarnación. Por lo tanto los gobernantes difuntos eran embalsamados con el aceite esencial. Según una leyenda india, el árbol de sándalo siempre está rodeado de serpientes encantadas por su dulce aroma. Por otra parte, el polvo de sándalo se cree que es beneficioso para neutralizar el veneno de serpiente y escorpión.
En el yoga, el sándalo se vincula a la chakra raíz y se supone que debe despertar a la serpiente kundalini, y tiene un efecto afrodisíaco.
Se utilizan compresas de sándalo en polvo con agua de rosas como un remedio para las inflamaciones y las enfermedades de la piel. La madera de sándalo en aromaterapia se utiliza para contrarrestar las consecuencias del trabajo mental excesivo. Su armonizante fragancia se aplica para calmar, aliviar la tensión y ayudar a restaurar la paz interior.

La planta en nuestros productos

El aceite de sándalo está presente en los siguientes productos de Dr. Hauschka: Bálsamo Corporal de Lavanda y Sándalo y en el Spray Cura Intensiva 04 aportando vitalidad a la piel.

♦♦♦♦