Descripción

Los robles son la encarnación de la estabilidad. Esos viejos robles en torno a los cuales bailaban los celtas en los bosques. Un roble puede llegar a vivir más de 500 años (a veces, incluso 1000) y alcanzar una altura de hasta 50 metros. Los surcos de su imponente tronco, de color verde grisáceo, adquieren una forma romboidal. Sus características hojas lobadas son conocidas por todos. Sus flores son insignificantes en tamaño y surgen de los brotes apicales, separadas las masculinas de las femeninas. Florecen desde mediados de abril hasta finales de mayo. Las bellotas, que maduran en otoño, hacen las delicias del venado y las ardillas, pero también de los niños, quienes pueden jugar con ellas.

Aplicación

La parte que se utiliza de forma medicinal el la corteza lisa (corteza plateada) que se encuentra en los robles que tienen de 10 a 15 años de antigüedad.
Las decocciones de la corteza de roble se usa externamente como aditivos para el baño o gargarismos, para enfermedades de la piel y las membranas mucosas o como cataplasmas para el prurito y eczemas, exceso de sudoración de los pies, quemaduras y para las enfermedades inflamatorias de la boca y la garganta, así como los ojos.

Información interesante

El nombre “Quercus” se remonta a la época romana. “Robur” se refiere a la fuerza y la dura madera de este árbol, pero también a su fuerza interior que transmite a los seres humanos.
El árbol de roble imponente ha sido muy respetado por todos los pueblos de todos los tiempos. El roble era el árbol más castigado los rayos. Esta fue la razón por la que casi siempre fue dedicado al dios del rayo; los griegos a Zeus, los romanos a Júpiter, los teutones a Donar y los celtas a Tanaris.
Deidades femeninas también se asociaron con el roble, Ana o Dana, la diosa madre celta, se reveló en el roble que es el hogar y fuente de alimento para muchos animales.
Los celtas consideraban el árbol de roble como la puerta al año nuevo que comenzaba en el solsticio de verano.
Sus poderes curativos eran conocidos en tiempos muy tempranos. La corteza de roble, con su alto contenido de tanino era hasta hace muy poco la materia prima más importante que se utilizaba para la preparación de soluciones de bronceado. Posteriormente fue sustituido por agentes químicos. La madera de roble es un material de construcción muy valorado debido a su dureza y resistencia. Se utiliza para hacer muebles, ventanas, barriles, suelos de parquet, órganos y traviesas de ferrocarril. La madera es incluso resistente a la humedad y por tanto se utiliza para la construcción naval.

La planta en nuestros productos

Encontramos extracto de corteza de roble en Los Polvos de Seda Dr. Hauschka.

♦♦♦♦