Ratania

Sinónimos: Krameria y Ratania del Perú
Nombre científico: Krameria triandra Ruiz et Pav.
Familia: Krameriaceae

Hábitat

Componentes

Raíz: Taninos catéquicos, proantocianidina, flavonoides, neolignanos.

Descripción

La ratania es un arbusto muy poco exigente. En su hábitat nativo, en lo alto de los Andes, crece en bosques arenosos más bien áridos alcanzando alturas de hasta un metro. Sus ramas aparecen cubiertas por una pilosidad. Son procumbentes, es decir que no se levantan de forma vertical sino arrastrándose por el suelo y alcanzando una gran densidad. Para sobrevivir en este paisaje tan inhóspito, la ratania absorbe agua y nutrientes de otras plantas. No es particularmente selectiva y utiliza para ello diferentes tipos de plantas. Se trata de un fenómeno denominado hemiparasitismo. La ratania realiza la fotosíntesis por sí misma, dependiendo solo parcialmente, de ahí el prefijo 'hemi', de la planta anfitriona.

Las ramas de la ratania portan hojuelas también cubiertas por vellosidad, de color blanquecino a amarillo, puntiagudas y obovadas, de alrededor de un centímetro de longitud. En sus axilas se forman flores de cuatro pétalos que presentan una pilosidad grisácea en su parte exterior y una coloración rojiza en su interior. Los pétalos coronan tres estambres muy llamativos. Lo más especial de estas flores es que no producen ningún néctar para atraer a los insectos, sino un aceite inodoro, por lo que se consideran flores oleíferas. Las abejas del género Centris se han especializado en este tipo de aceite, el cual utilizan como alimento para sus crías,

polinizando además las flores. De las flores nacen frutos lanuginosos y espinosos que se enganchan al pelaje de los animales, quedando garantizada su diseminación. Su bulbo es de fuerte ramificación y de color marrón rojizo.

Aplicación

La parte utilizada es la raíz de ratania, que es rica en taninos. La ratania es útil en el tratamiento de la inflamación de las membranas mucosas de la boca y la garganta. En las preparaciones de cuidado de la boca se combina a menudo con la mirra.

Información interesante

El nombre de ratania proviene de la lengua quechua del Perú y significa más o menos “la planta que se arrastra sobre la tierra”, una descripción adecuada al patrón de crecimiento de la planta.
El médico y botánico español Hipólito Ruiz López (1754 -1815) y el español botánico José Antonio Pavón y Jiménez (1754-1844) descubrieron la ratania durante sus exploraciones en la sierra peruana. Mientras veían mujeres limpiando sus dientes con palillos de la raíz de Ratania, se reconocieron sus uso como planta medicinal. Y se identificaron las potentes propiedades hemostáticas de la raíz en experimentos prácticos y una vez de vuelta en España se publicaron estos datos.
La corteza de la raíz libera un colorante rojo en ebullición que puede ser utilizado para tintar el algodón y el lino. También se imparte un color rojo en los labios, y en Portugal se utilizaba antiguamente para dar color al vino de Oporto.
A pesar de que es una planta poco exigente, la ratania no puede ser cultivada. Por esta razón, la raíz ratania siempre se recoge de los arbustos silvestres. Para evitar ponerla en peligro de extinción, los recolectores son cuidadosos y difunden nuevas semillas cada vez que desentierran una raíz.

La planta en nuestros productos

En Dr. Hauschka encontramos este ingrediente en el Colutorio Bucal de Salvia para fortalecer y reafirmar las encías.

♦♦♦♦