Planta de la Escarcha

Sinónimos: flor de la plata, hierba escarchada, lengua de vaca, yerba del rocío
Nombre científico: Mesembryanthemum crystallinum L.
Familia: Aizoaceae

Hábitat

Componentes

Agua, sales minerales (magnesio), ácidos de fruta, alcoholes de azúcar, aminoácidos (prolina), flavonoides, betanina.

Descripción

El sol quema sobre el suelo de Sudáfrica. Para no morir por deshidratación, hay que tener necesariamente un as en la manga. La planta de la escarcha es especialista en conseguir agua. Se da bien en suelos arenosos, arcillosos e, incluso, en suelos salinos. Puede llegar a abarcar áreas de hasta 0,7 m² a pleno sol. Su secreto se encuentra en sus hojas verdes, en ocasiones de un rojo intenso. Sus gruesas y jugosas hojas están repletas de pequeñas reservas de agua que lucen al sol como si fueran gotas o cristales de hielo. ¿Y cómo puede llegar a acumular tanta agua en condiciones tan secas? Lo explicaremos más adelante.

La planta de la escarcha no tolera bien las heladas de julio a septiembre, esta planta anual o, en ocasiones, perenne, se cubre con flores rojas y blancas de pétalos dispuestos de forma radial. Esta opulencia contrasta con la raíz, de tan solo unos centímetros de longitud, dando la impresión de que solo está ahí para sostener la planta anclada al suelo, más que para proveerla de agua. Cuando detectan humedad, los folículos se abren, liberando las semillas de color marrón pardo, que necesitan las altas temperaturas de su hábitat nativo para madurar.

Aplicación

Se cree que la planta de la escarcha posee una acción diurética. Según el creador de la homeopatía, Samuel Hahnemann, el extracto recién exprimido de la planta de la escarcha es un diurético que actúa eficazmente contra la retención de líquidos. Por lo tanto, la planta de la escarcha se utiliza como desinfectante para tratar la ascitis (acumulación de líquido en el abdomen), la disentería, las enfermedades del riñón y la neumonía. Externamente, se emplea para aliviar el picor, la hinchazón, el dolor y el enrojecimiento de la piel.

Información interesante

La planta de la escarcha es capaz de hacer frente al fuerte calor. Lo hace conteniendo la respiración durante el día. Normalmente, las plantas absorben dióxido de carbono durante el día y lo convierten en azúcar y oxígeno con la ayuda de la luz solar. Respiran y pierden la hidratación a través de los poros ubicados en la parte inferior de las hojas. Sin embargo, la planta de la escarcha cierra los poros durante el día y sólo respira después de la puesta de sol. Es entonces cuando procesa el oxígeno por medio de la fotosíntesis.

Y eso no es todo. La planta de la escarcha tiene la rara singularidad de acumular sal, lo que estimula la producción de ácidos frutales que proporcionan hidratación natural. Por lo que se deduce que esta peculiar planta atrae y retiene la escasa humedad presente en su entorno. Es impresionante observar, por ejemplo, como las ramas cortadas tardan semanas en secarse.

En las islas Canarias, la planta se utilizaba para obtener la soda (sodium carbonate), que actualmente está muy presente en las cenizas volcánicas. De ahí el origen de “planta de soda”, uno de los nombres que recibe en Alemania.

Fue una enfermera, Waltraud Marschke, quien accidentalmente descubrió los poderes curativos de la planta en los tratamientos de picores, hinchazones,

dolores y enrojecimientos de la piel. La enfermera conoció casualmente la planta cuando trabajaba en el centro de terapias antroposóficas de Lanzarote, en Canarias. En 1988, después de realizar extensos ensayos prácticos, la Sra. Marschke publicó sus investigaciones que en la actualidad ganan cada vez más seguidores.

La planta en nuestros productos

Esta robusta planta, que ha aprendido a retener la humedad, es el ingrediente perfecto para los cosméticos de la Línea Dr.Hauschka Med. La contienen la Loción de Cuidado Corporal de Planta de la Escarcha y la Crema Intensiva de Planta de la Escarcha. También está presente en el Spray Cura Intensiva 03 Dr. Hauschka.

♦♦♦♦