Mirra

Sinónimos: mirra común, goma de la mirra, mirra heerabol, Turquía mirra
Nombre científico: Commiphora molmol Engl.
Familia: Burseraceae (familia incienso)

Hábitat

Componentes

Aceite esencial, resina, goma, compuestos amargos.

Descripción

Su nombre suena a países lejanos y a aromas exóticos. La mirra que conocemos es la gomorresina de un arbusto o árbol de pequeño tamaño que alcanza, como máximo, los tres metros de altura. Sus hojas, pequeñas y con frecuencia irregulares, compuestas por tres hojuelas, y sus inflorescencias de color naranja amarillento aparecen tras la estación lluviosa. En los extremos de este arbusto forman panículas. De las flores maduran unas bayas rojas. Los tan afilados espinos que encontramos en las ramas laterales dan a la mirra una apariencia un tanto amenazante. Los conductos de su corteza exudan savia, bien de forma espontánea o bien cuando la corteza presenta heridas. Esta savia se seca sobre la misma corteza dando lugar a una resina gris o amarillenta que es la mirra. Esta resina es aromática y su sabor puede ser sabroso o intensamente amargo.

Aplicación

La resina de mirra tiene acciones desinfectantes, astringentes y de cicatrización de heridas. Su aplicación de uso tópico es muy eficaz contra la inflamación de la boca, garganta y encías.

Información interesante

La mirra es una de las plantas más antiguas conocidas por ser utilizadas con fines medicinales y con fines rituales. Se menciona en varias mitologías y obras médicas que datan de más de 3000 años. Su más importante uso hasta los siglos IV y V antes del nacimiento de Cristo era como incienso utilizado en rituales. Los egipcios lo usaban para los sacrificios a Ra, el dios del sol. En la antigüedad, los egipcios y los judíos utilizaban la mirra como un ingrediente para embalsamar a sus muertos.

La mitología griega cuenta la historia de Esmirna. Afrodita le echó un hechizo, por lo que Esmirna se enamoró de su padre, Cíniras, sacerdote y rey de Chipre. Después de doce noches quedó embarazada. Cuando su padre descubrió quien le había seducido, quería matar a su hija. A Esmirna le hubiera gustado ser invisible y rezó a los dioses en busca de ayuda. Finalmente se transformó en un árbol de mirra. Esmirna lloró amargamente, por eso, las lágrimas de su resina son amargas. Nueve meses después dio a luz a Adonis. Esmirna es la palabra griega para mirra.

La Biblia menciona varias veces la mirra, una de ellas, en el nacimiento de Jesús: los Reyes Magos de Oriente le obsequiaron oro, incienso y mirra. Cada regalo tenía un significado simbólico. Oro se puso para la realeza, el incienso y la mirra de la santidad del sufrimiento. Colgado en la cruz, a Jesús se le ofreció

el vino aderezado con mirra, que tiene un efecto anestésico (al parecer esta era la costumbre en ese momento). Sin embargo, Jesús rechazó la bebida.
Las mujeres orientales ya apreciaban la acción desodorizante de la mirra y se la aplicaban en sus axilas. En la Edad Media, los médicos utilizaban la mirra para la inflamación de la boca y la garganta.

La planta en nuestros productos

En los productos de Dr. Hauschka encontramos la mirra en el Colutorio Bucal de Salvia.

♦♦♦♦