Espino amarillo

Sinónimos: ninguno
Nombre científico: Hippophae rhamnoides L.
Familia: Elaeagnaceae

Hábitat

Componentes

Vitamina C, provitamina A, vitaminas del grupo B, especialmente vitamina B12, vitamina E, flavonoides, minerales, ácidos de fruta, ácido palmitoleico, esteroles, ácidos grasos esenciales

Descripción

Uno podría pensar que esta planta solo se da en países más bien asiáticos. Sus elegantes hojas, de un blanco casi plateado y forma de acícula, y sus frutos de color amarillo o naranja vivo dan, sin duda, una apariencia exótica al espino albar. Y casi se podría afirmar que hay algo de verdad en tal asunción, pues se cree que este arbusto llegó a Europa desde el Tíbet hace 17.000 años, con la época glacial. Hoy día, sin embargo, se ha aclimatado a esta parte del globo, pudiendo encontrarlo en dunas de arena, en los márgenes de los ríos y arroyos y en taludes soleados. Este arbusto, que puede alcanzar alturas de 5 metros, tiene una raíz principal que penetra profundamente en la tierra para después expandir sus raíces laterales, que crecerán planas. Incluso en suelos inestables, el espino albar goza de gran estabilidad. Con frecuencia se utiliza como elemento de sujeción en taludes. Existen formas masculinas y femeninas. De marzo a mayo, antes de que broten las hojas aparecen florecillas masculinas y femeninas muy pequeñas. Las flores femeninas, con diámetros de apenas 5 milímetros, tienen un aroma penetrante a miel que ayuda a atraer a los insectos. El viento se encarga de diseminar el polen desde las plantas masculinas hasta las femeninas por lo que los insectos no resultan esenciales para la fertilización. Los lanuginosos frutos de hasta 1 centímetro, que crecen en infrutescencias muy compactas y de buen tamaño, maduran de agosto a septiembre.

Aplicación

El jugo exprimido de las bayas frescas es extremadamente rico en vitamina C. Un aceite graso obtenido de las semillas se utiliza en la medicina rusa para las enfermedades crónicas de la piel y el acné, y debido a su acción antibacteriana, para el tratamiento de las heridas.
El aceite obtenido de la pulpa del fruto ayuda a calmar la piel dañada por la radiación. Su combinación de vitamina E y provitamina A se une a los radicales libres y protege la piel contra el sol, el aire seco y el viento. El aceite ayuda a la regeneración de la piel y es beneficioso para contrarrestar el envejecimiento cutáneo. Las pieles ásperas y secas adoptan suavidad y elasticidad de nuevo tras aplicar aceite de espino amarillo.

Información interesante

En la antigua Grecia, las hojas de espino amarillo y los brotes jóvenes fueron usados para dar una capa brillante a los caballos. Este es el origen del nombre científico de la Hippophae = hipopótamo y phaes = brillante. El epíteto botánico rhamnoides (espinosa) describe el carácter espinoso del espino amarillo.
Hace más de mil años que se extendió a través de Mongolia y Rusia, y se utiliza para muchos propósitos. En una vieja receta rusa, al espino amarillo se le extrae el jugo de las bayas y se mezcla con aceite de girasol. Este remedio se embotella y se utiliza para curar contusiones, úlceras y quemaduras. El espino amarillo también fue utilizado para la pérdida del cabello. En Francia, las ovejas eran alimentadas con hojas de espino amarillo para dar a su pelaje un brillo especial.
La cubierta de la semilla de espino amarillo alberga un microorganismo llamado Actinomyces que vive en simbiosis con su huésped y produce cantidades de vitamina B12. Esta vitamina la encontramos en la carne, por lo tanto, el espino amarillo es un ingrediente importante en la dieta vegetariana.
El contenido de vitamina C es nueve veces mayor que en los cítricos. A día de hoy, las bayas ricas en vitaminas se utilizan para hacer zumos, jarabes, conservas, jaleas, licores y brandies.

La planta en nuestros productos

El espino amarillo es un componente de la Crema Regeneradora Contorno de Ojos, Crema Contorno de Ojos, Bálsamo Corporal de Almendras y Gloss. 

♦♦♦♦