Anthyllis Vulneraria

Sinónimos: ninguna
Nombre científico: Anthyllis vulneraria L.
Familia: familia de guisante (leguminosas/fabáceas)

Hábitat

Componentes

Saponinas y taninos en porcentajes bajos, xantofila, colorantes naturales.

Descripción

Observadas a distancia, uno podría pensar que se trata de un mar de flores amarillas y anaranjadas flotando. Si prestamos más atención, nos damos cuenta de que las flores, en realidad, son amarillas, tornándose anaranjadas y pardas al marchitarse. La Anthyllis Vulneraria puede alcanzar una altura de 15 a 35 centímetros. DE abril a junio sus tallos normalmente postrados colgantes aunque con frecuencia se muestran erguidos, presentando sus densas panículas de flores amarillas papillonáceas . Una característica llamativa de esta planta es que toda ella aparece cubierta por una pilosidad aterciopelada. Esta planta prefiere los suelos calizos, encontrándola en campos sin cultivar y también en campos de tréboles, en los márgenes de caminos y en laderas soleadas, nunca en suelos altamente fertilizados. Otro rasgo especial de la Anthyllis Vulneraria es su gran capacidad de adaptación en el lugar en el que se encuentre.

Aplicación

Tal como su nombre lo indica (vulnus significa herida), la Anthyllis vulneraria se utiliza específicamente en la medicina tradicional para el tratamiento de las heridas. A veces también se emplea en infusiones con el propósito de aliviar la tos, el dolor de la garganta, en casos de congelación y para purificar la sangre. En definitiva, esta planta apoya los procesos de eliminación de toxinas del cuerpo.

Información interesante

El nombre científico de la planta se deriva de su apariencia, por una parte y de su uso, por otra. Anthos es flor en griego, ioulos = vello y vulnus = herida, las características que le otorgan a esta planta de aspecto ligeramente peludo las propiedades curativas de las heridas. El nombre común en inglés, Kidney Vetch, deriva del hecho de que la planta fue empleada también para tratar afecciones renales.
La Kidney Vetch alcanzó cierta notoriedad en Alemania durante el siglo XVI y se empezó a valorar más en la medicina tradicional gracias a su efectividad terapéutica empleada en las lesiones.
La oruga de la mariposa más pequeña que existe en Alemania, la Cupidus minimus, se alimenta de Anthyllis vulneraria. De hecho, las únicas plantas que come esta singular mariposa son la Anthyllis y la Bladder Senna. Las abejas salvajes, a su vez, valoran esta planta como una fuente de néctar.

La planta en nuestros productos

El polimorfismo de esta planta es también una expresión de su poder de regulación. De la misma manera, que se adapta a diferentes factores externos, la Anthyllis ayuda a diferentes tipos de piel a autoequilibrarse. El crecimiento armónico de la planta se transfiere a la piel, fortaleciendo así su resistencia a las influencias ambientales y ralentiza el proceso de envejecimiento. Ayuda a estabilizar y suavizar la epidermis.
Debido a su influencia positiva en la piel, la Anthyllis es una de las plantas esenciales para elaborar los cosméticos de Cuidado Facial Dr. Hauschka y su extracto está presente en muchos preparados de la Línea Facial y Línea Decorativa Dr. Hauschka. En resumen, los productos compuestos por esta planta ayudan a equilibrar los procesos que son fundamentales para la piel; tales como tonificar, reafirmar y oxigenar; además de limpiar y fortalecer las células.

♦♦♦♦