Nuestros componentes

En nuestros productos, cada componente contribuye al efecto de la fórmula en su totalidad. La selección y la extracción de las materias primas, la composición de todos los componentes que forman parte de un producto Dr. Hauschka ha sido estudiado con el máximo detalle. La totalidad del proceso obedece a los más altos requisitos de calidad.

En esta página puedes descubrir más acerca de cada componente: de dónde proceden, por qué los empleamos y qué tarea desempeñan en nuestros productos.

Jojoba

Jojoba

Perfil de la materia prima

La jojoba (Simmondsia chinensis) es un verdadero milagro para tratar extremos. Este arbusto de hoja perenne que llega a alcanzar los 3 metros de altura crece en las regiones desérticas de México, California y Arizona, donde se dan temperaturas nocturnas de entre 0 y 5 °C y diurnas de hasta 45 °C.Más

Componentes de la Mascarilla-crema nutritiva

Por sus propiedades suavizantes e hidratantes, el aceite de jojoba complementa de manera óptima la fórmula de la Mascarilla-crema nutritiva. Esta mascarilla de tratamiento ofrece a la piel una protección duradera frente a la deshidratación y los agentes irritantes externos. La fórmula con cera de rosas, con suaves propiedades protectoras, y un extracto calmante y suavizante de semillas de cydonia, activa las propiedades de retención de la hidratación de la piel y regula sus procesos de producción e hidratación. La manteca de cacao protege frente a la deshidratación. Con los preciados aceites vegetales de almendras, aguacate y jojoba, enriquece y protege visiblemente la piel. Para las pieles secas, sensibles, con necesidad de regeneración o que han sufrido daños por las condiciones medioambientales, la Mascarilla-crema nutritiva ofrece un tratamiento intensivo adicional. La piel se siente suave y se muestra fresca y tersa.

¿Por qué encontramos al aceite de jojoba como componente en los productos Dr. Hauschka?

Con sus raíces de hasta 6 metros de longitud, el arbusto de la jojoba está firmemente unido al subsuelo desértico y se abastece de la única agua disponible en todo momento: el agua freática. A través de sus hojas evapora parte de ese agua, haciéndola accesible a flor de tierra, favoreciendo una mejora en el microclima.Más

Aceite de jojoba
Aceite de jojoba
Cera de rosas
Cera de rosas
Extracto de semillas de cydonia
Extracto de semillas de cydonia
Manteca de mango
Manteca de mango
Mascarilla-crema nutritiva

Mascarilla-crema nutritiva

Ir al producto


Todos los componentes de la Mascarilla-crema nutritiva
Aqua, Pyrus Cydonia Seed Extract, Helianthus Annuus Seed Oil, Olea Europaea Fruit Oil, Persea Gratissima Oil, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Glycerin, Sorbitol, Cera Alba, Polyglyceryl-3 Polyricinoleate, Simmondsia Chinensis Seed Oil, Olus Oil, Parfum*, Citral*, Citronellol*, Linalool*, Geraniol*, Limonene*, Benzyl Benzoate*, Farnesol*, Triticum Vulgare Bran Extract, Rosa Damascena Flower Cera, Zinc Stearate, Sodium Chloride, Lanolin, Sucrose Polystearate, Glyceryl Caprate, Propolis Cera, Alcohol.

*from natural essential oils

El aceite de jojoba es muy estable frente a los agentes externos como la luz o el aire. Por su especial estructura cérea, no es descompuesto por las lipasas propias de la piel, pudiendo así proteger la capa córnea frente a la pérdida de hidratación de forma duradera.

Dr. Constanze Stiefel
Experta en materias primas y empleada de departamento fármaco-científica de WALA

Origen, cultivo y procesamiento

Para los cosméticos Dr. Hauschka empleamos jojoba de Argentina, procedente de una hacienda con certificación Demeter. Los campos que cultiva el fundador de la empresa, Jorge Arizu, se encuentran al pie de los Andes, en una zona en la que impera una sequedad extrema. Aquí, hasta el arbusto de jojoba, en principio adaptado al clima seco, necesita riego por goteo.Más

Sandelholz - Dr.Hauschka

El nombre "jojoba" nos llega a través de los españoles, derivado de la palabra "ho-ho-ba", procedente del idioma de los indígenas Tohono O'Odham. Este pueblo indígena tiene sus raíces en el suroeste de Arizona (EE. UU.) y en el noroeste de Sonora (México).

Sandelholz - Dr.Hauschka

El aceite de jojoba extraído a partir de las nueces de la jojoba recibía numerosas aplicaciones entre los diferentes pueblos indígenas: lo empleaban para aliviar el dolor y también para tratar, por ejemplo, trastornos del estómago. También desempeñaba un papel importante en el cuidado de la piel y el cabello.

Sandelholz - Dr.Hauschka

Los arbustos de jojoba protegen las regiones desérticas frente a la erosión y favorecen un microclima favorable a nivel del suelo.

Sandelholz - Dr.Hauschka

Por su especial estructura cérea, el aceite de jojoba no se puede oxidar y, por ello, a diferencia de otros aceites, no se enrancia con facilidad. Soporta temperaturas de hasta 300 °C.

Jojoba

Perfil de la materia prima

La jojoba (Simmondsia chinensis) es un verdadero milagro para tratar extremos. Este arbusto de hoja perenne que llega a alcanzar los 3 metros de altura crece en las regiones desérticas de México, California y Arizona, donde se dan temperaturas nocturnas de entre 0 y 5 °C y diurnas de hasta 45 °C. Pese a lo extremo de su hábitat, el arbusto de la jojoba puede llegar a alcanzar los 200 años de edad. Allí consigue sobrevivir gracias a una raíz de tipo pivotante que puede alcanzar profundidades de hasta 6 metros, con la que consigue extraer agua de las capas más profundas de la tierra. Sus hojas, estrechas, con una superficie coriáceo y vellosidad, también están óptimamente adaptadas al clima seco. Los arbustos, de apariencia revuelta, son de tipo dioico: encontramos arbustos masculinos, que producen polen, y arbustos femeninos, con flores que pasan prácticamente desapercibidas. Tras la polinización anemófila se desarrollan unos frutos encapsulados marrones que recuerdan a las bellotas. Cada fruto contiene, en la mayoría de los casos, una semilla de jojoba, con un tamaño más o menos similar al de una pequeña aceituna.

Las semillas contienen cera en un porcentaje de entre el 50 y el 60 %. Esta cera es líquida a temperatura ambiente y por ello se la conoce como aceite de jojoba. El aceite, que contiene provitamina A y vitamina E, es altamente resistente a la oxidación y por ello permanece durante mucho tiempo en buen estado.

Jojoba
Jojoba

Origen, cultivo y procesamiento

Para los cosméticos Dr. Hauschka empleamos jojoba de Argentina, procedente de una hacienda con certificación Demeter. Los campos que cultiva el fundador de la empresa, Jorge Arizu, se encuentran al pie de los Andes, en una zona en la que impera una sequedad extrema. Aquí, hasta el arbusto de jojoba, en principio adaptado al clima seco, necesita riego por goteo. El agua procede de fuentes de la misma granja. Los arbustos de jojoba, alineados como si formaran un seto, forman filas que se cultivan siguiendo criterios biodinámicos. En el caso de los arbustos más jóvenes, el aporte limitado de agua permite plantar otras especies entre las filas: entre ellos crecen hierbas aromáticas, como el comino, el comino negro y la manzanilla. Los frutos de la jojoba maduran hasta el final del verano, siendo cosechados hasta finales de otoño. Las nueces de jojoba, lavadas y secadas al sol, se transportan mediante camiones hasta la almazara propia, en Uruguay. En ella se trabaja con diferentes prensas, filtros y sistemas de tuberías para evitar una contaminación del aceite de jojoba. Desde allí, el aceite de jojoba prensado en frío se transporta hasta nuestras instalaciones en Eckwälden.

Jorge Arizu se adentró en el cultivo de jojoba gracias a la inspiración de un catedrático griego de la Universidad de California. Al Dr. Demetrios Yermanos (1921-1984) se le considera el pionero en la investigación sobre la jojoba. El agrónomo descubrió el aceite de jojoba como sustituto de la cetina, que hasta entrados los años 70 fue un componente de gran relevancia en las fórmulas cosméticas. Jorge Arizu obtuvo semillas de plantas cultivadas de jojoba de Demetrios Yermanos y con ellas comenzó su cultivo de jojoba en 1982, en el desierto de Arauco, al noroeste de Argentina. En el año 2007 se hizo a cargo de una granja convencional y la convirtió al modelo de cultivo biodinámico. Como miembro de la AABDA (Asociación para la Agricultura Biológico-dinámica de Argentina), Jorge Arizu muestra un fuerte compromiso con el cultivo en el desierto. El sobrepastoreo ha convertido numerosas estepas de Argentina en desiertos. Las personas tuvieron que emigrar a las ciudades. La visión de Jorge Arizu es reactivar las regiones desertizadas de su país natal mediante el cultivo biodinámico de jojoba. Con el cultivo de jojoba es posible recuperar el nivel freático y dar cabida a una mayor generación de biodiversidad, de forma que el hombre también pueda volver a encontrar su sitio.

Jojoba
Jojoba

¿Por qué encontramos al aceite de jojoba como componente en los productos Dr. Hauschka?

Con sus raíces de hasta 6 metros de longitud, el arbusto de la jojoba está firmemente unido al subsuelo desértico y se abastece de la única agua disponible en todo momento: el agua freática. A través de sus hojas evapora parte de ese agua, haciéndola accesible a flor de tierra, favoreciendo una mejora en el microclima. Los arbustos de jojoba protegen así de la erosión el suelo sobre el que se asientan, ayudándole de forma que pueda volver a almacenar humedad. Especialmente el aceite de jojoba transmite estas propiedades protectoras a la piel la que ha sufrido daños y se muestra agrietada, se vuelve suave y tersa, y puede retener mejor su hidratación.