Nuestros componentes

En nuestros productos, cada componente contribuye al efecto de la fórmula en su totalidad. La selección y la extracción de las materias primas, la composición de todos los componentes que forman parte de un producto Dr. Hauschka ha sido estudiado con el máximo detalle. La totalidad del proceso obedece a los más altos requisitos de calidad. 

En esta página puedes descubrir más acerca de cada componente: de dónde proceden, por qué los empleamos y qué tarea desempeñan en nuestros productos.

Cera de abejas

Cera de abejas

Perfil de la materia prima

La cera de abejas es un pequeño milagro. Las abejas melíferas (Apis mellifera), que se alimentan de grandes cantidades de néctar y polen, son capaces de crear a partir de esa alimentación, entre otros productos, la cera, una sustancia con valor energético muy elevado. Ese alimento lo compactan con energía y segregan unas escamillas de cera de aproximadamente 1 milímetro, a través de unas glándulas que se encuentran en su abdomen, que más tarde se emplearán en la construcción del panal. Más

Componentes de la Crema de Manos

Unas manos cálidas son clave para negociar con entusiasmo. Por ello incluimos la cera de abejas en la fórmula de la Crema de Manos. La cera aporta a las manos un manto protector, y puede que con ello aporte un poco de esa cálida estructura vital a los negocios que nos traigamos entre manos. Un extracto oleoso de flores de endrina potencia la calidez de esa protección. Un extracto de trébol, con sus propiedades hidrorreguladoras, se encarga de revitalizar. El aceite de almendras cuida la piel y se absorbe perfectamente, lo que favorece una rápida penetración de la Crema de Manos. El resultado son unas manos suaves y aterciopeladas.

¿Por qué encontramos la cera de abejas como componente en los productos Dr. Hauschka?

Observar una vela de cera de abeja encendida nos revela mucho acerca de las particularidades de la cera de abejas. Nos proporciona una luz cálida y llena la habitación de un aroma que nos aporta bienestar y una sensación de protección. La cera de abejas es sinónimo de calidez y estructura, creados ambos por un ser vivo. Más

Cera de abejas
Cera de abejas
Aceite de almendras
Aceite de almendras
Extracto de trébol
Extracto de trébol
Extracto de flores de endrina
Extracto de flores de endrina
Crema de Manos

Crema de Manos

Ir al producto


Todos los componentes de la Crema de Manos
Water (Aqua), Alcohol, Glycerin, Althaea Officinalis Root Extract, Anthyllis Vulneraria Extract, Prunus Amygdalus Dulcis (Sweet Almond) Oil, Cetearyl Alcohol, Beeswax (Cera Alba), Prunus Spinosa Flower Extract, Arachis Hypogaea (Peanut) Oil, Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil, Triticum Vulgare (Wheat) Germ Oil, Bentonite, Kalanchoe Daigremontiana Extract, Daucus Carota Sativa (Carrot) Root Extract, Fragrance (Parfum)*, Limonene*, Linalool*, Citronellol*, Geraniol*, Citral*, Farnesol*, Benzyl Benzoate*, Eugenol*, Benzyl Salicylate*, Lactose, Lysolecithin, Xanthan Gum.

*from natural essential oils

Por su calidez, su estructura social y su comunicación, las abejas resultan muy cercanas al hombre y sirven como un barómetro de precisión para medir las influencias del exterior. Tanto si se aproxima tormenta o frío, como si los ánimos del apicultor han perdido su equilibrio: inmediatamente reaccionan con agitación y se muestran más propensas a hacer uso de su aguijón. Por su forma de reaccionar ante mi comportamiento como apicultor, he aprendido de ellas una cierta humildad y serenidad. No puedo obligarlas ni adiestrarlas. Son y siempre serán animales salvajes con su propia personalidad."

Thomas Korneck
jardinero y apicultor del Jardín de plantas medicinales WALA

Origen y procesamiento

Para la cosmética Dr. Hauschka se emplea exclusivamente cera de abejas biológica procedente de apicultura ecológica de Alemania. Los apicultores llevan a cabo su labor conforme a las estrictas directrices de Demeter o Bioland, asociación alemana de agricultura ecológica. Demeter y Bioland especifican, por ejemplo, que las abejas deben vivir en una colmena natural de madera, paja o barro. Más

Cera de abejas - Dr.Hauschka

La protección de las abejas está muy arraigada en los laboratorios WALA. Las colonias de abejas completan el Jardín de plantas medicinales WALA de Eckwälden desde principios del año 1980. Las abejas mantenidas bajo las directrices Demeter pueden enjambrar. En las 150 plantas medicinales melíferas del jardín, como p. ej. las especies de las Phacelia (productoras de miel), encuentran un complemento muy variado para su alimentación.

Cera de abejas - Dr.Hauschka

Para WALA también es muy importante el impulso de los apicultores locales. Por ello apoya con financiación y contenidos el proyecto HOBOSPhere del Prof. Jürgen Tautz en Wurzburgo, que pretende desarrollar una forma nueva de apicultura. La base de todo ello es lo que podríamos denominar la apiesfera, una colmena inspirada en el alojamiento natural de la abeja.

Cera de abejas - Dr.Hauschka

Hace ya 9000 años que el hombre comenzó a aprovechar los productos de las abejas, especialmente la miel, para su propio beneficio. La cera de abejas se ha empleado como medicina, cosmético, combustible y para hermetizar recipientes.

Cera de abejas - Dr.Hauschka

Las abejas consiguen regular y mantener una temperatura constante media de 35,5 °C solo con el temblor de sus músculos. Se les considera el insecto más cercano al hombre, pero no solo por eso: su capacidad de comunicación y sus competencias sociales también las convierte en seres superiores.

Cera de abejas

Perfil de la materia prima

La cera de abejas es un pequeño milagro. Las abejas melíferas (Apis mellifera), que se alimentan de grandes cantidades de néctar y polen, son capaces de crear a partir de esa alimentación, entre otros productos, la cera, una sustancia con valor energético muy elevado. Ese alimento lo compactan con energía y segregan unas escamillas de cera de aproximadamente 1 milímetro, a través de unas glándulas que se encuentran en su abdomen, que más tarde se emplearán en la construcción del panal.
. Estas escamillas de cera son transparentes como el cristal de roca y muy ligeras, con un peso de 0,0008 g. Para obtener 100 gramos de cera de abejas se necesitan 125 000 escamillas de cera. Los panales naturales recién formados son de un blanco prácticamente impoluto. El tono amarillento tan conocido de la cera de abejas surge con el uso de la estructura del panal por parte de las abejas. Los flavonoides del propóleos y los carotenoides del polen de flores se encargan de dar color a la cera. La cera de abejas está compuesta por un total de más de 300 sustancias diferentes.

El panal en sí es una obra maestra ya que es ligero de peso y abarca un gran volumen con el mínimo material. Las abejas forman celdas cilíndricas a partir de las escamillas de cera insalivadas y calientan la cera a más de 40 °C empleando su calor muscular. La cera, que ahora ha adquirido una consistencia plástica, adopta por sí misma la forma hexagonal, con unos grosores de pared de apenas 0,07 milímetros. Gracias a una reacción química, el calor activa la enzima contenida en la saliva otorgando dureza a la cera.
Un panal ya terminado es el resultado de un material de construcción excelente y calor, ambos productos de las abejas y obtenidos bajo un gasto energético enorme. Para crear un criadero mediano con 100 000 celdas, de alrededor de 1,2 kilogramos de cera, las abejas necesitan la energía contenida en 7,5 kilogramos de miel.

Por cierto, las celdas de panal de una colonia tienen prácticamente el mismo tamaño, pero es posible encontrar diferencias de tamaño entre las celdas de diferentes colonias. Es la expresión de la personalidad individual de cada colonia de abejas.

Cera de abejas
Cera de abejas

Origen y procesamiento

Para la cosmética Dr. Hauschka se emplea exclusivamente cera de abejas biológica procedente de apicultura ecológica de Alemania. Los apicultores llevan a cabo su labor conforme a las estrictas directrices de Demeter o Bioland, asociación alemana de agricultura ecológica. Demeter y Bioland especifican, por ejemplo, que las abejas deben vivir en una colmena natural de madera, paja o barro. Las colmenas de madera se protegen de las agresiones climáticas solo con productos naturales. Asimismo, debe renunciarse en su totalidad a medicamentos químico-sintéticos para el tratamiento de las abejas. Además, Demeter también especifica que las colonias de abejas solo deben reproducirse a través de la enjambrazón natural. Las asociaciones, junto con organismos de control autorizados por el Estado, se encargan de la vigilancia continua del cumplimiento de las directrices.

El calentamiento de los panales de miel nos permite obtener la cera de abejas. Wala adquiere esta cera directamente de los apicultores en forma de bloques. Posteriormente en Alemania, la cera se somete a un respetuoso proceso para obtenerla en pellets, mas facial de utilizar.

Cera de abejas
Cera de abejas

¿Por qué encontramos la cera de abejas como componente en los productos Dr. Hauschka?

Observar una vela de cera de abeja encendida nos revela mucho acerca de las particularidades de la cera de abejas. Nos proporciona una luz cálida y llena la habitación de un aroma que nos aporta bienestar y una sensación de protección.
La cera de abejas es sinónimo de calidez y estructura, creados ambos por un ser vivo. Es un material de construcción con una alta concentración energética generado por las abejas. Las abejas elaboran los panales con una estructura regular perfecta. Las celdas son el espacio para las crías de abejas y para las provisiones (panales de miel).

La cera de abejas transmite estas propiedades protectoras y caloríficas a los cosméticos Dr. Hauschka. En productos como los Lipsticks aporta estructura. Proporciona una capa de protección transpirable frente a las inclemencias climáticas, mantiene la hidratación y mejora la elasticidad de la piel. La piel se siente cuidada y protegida.