Nuestros componentes

En nuestros productos, cada componente contribuye al efecto de la fórmula en su totalidad. La selección y la extracción de las materias primas, la composición de todos los componentes que forman parte de un producto Dr. Hauschka ha sido estudiado con el máximo detalle. La totalidad del proceso obedece a los más altos requisitos de calidad.  

En esta página puedes descubrir más acerca de cada componente: de dónde proceden, por qué los empleamos y qué tarea desempeñan en nuestros productos.

Anthyllis vulneraria

Anthyllis vulneraria

Perfil de la planta

En el primer año, la anthyllis forma una roseta de hojas, de un verde exuberante, que se desarrolla sobre el suelo. Hay que esperar al segundo año de cultivo para ver crecer los tallos de flores, que pueden llegar a alcanzar los 90 cm de altura y que aparecen densamente cubiertos de flores de abril a junio. Si nos encontrásemos junto a un campo de anthyllis en un cálido día de verano, reconoceríamos perfectamente el zumbido de los insectos, numerosos abejorros y mariposas, que suelen visitarla atraídos por sus flores, ricas en néctar. Más

Componentes del Tónico Facial

En el Tónico Facial, la anthyllis fortalece la piel de la mano del extracto de hamamelis, que favorece los procesos rítmicos. Tras la limpieza de cara, el Tónico Facial activa la función barrera propia de la piel, flexible y vital y nos regala un cutis fresco y saludable. Prepara la piel de manera óptima para el tratamiento posterior, sea de día o de noche.

¿Por qué encontramos la anthyllis como componente en los productos Dr. Hauschka?

Dependiendo de su ubicación, la anthyllis adopta diferentes formas, sabe adaptarse. Puede crecer con fuerza, desbordante, pero también puede crecer de manera controlada y estructurada. Con estas características, como componente en los cosméticos Dr. Hauschka despliega una fuerza que se puede regular con precisión para abordar con flexibilidad cada cuadro cutáneo. Más

Anthyllis vulneraria
Extracto de anthyllis
Hamamelis
Extracto de hamamelis
Tónico Facial

Tónico Facial

Ir al producto


Todos los componentes del Tónico Facial
Water (Aqua), Anthyllis Vulneraria Extract, Alcohol, Hamamelis Virginiana (Witch Hazel) Bark/Leaf Extract, Fragrance (Parfum)*, Linalool*, Citronellol*, Geraniol*, Limonene*, Citral*.

*from natural essential oils

Los múltiples y variados usos de la anthyllis pueden confundirnos. Pero detrás de ellos se esconde una fuerza de gran magnitud. La anthyllis es capaz de llegar a la piel, a sus funciones fundamentales. Con ello, fortalece la piel en su papel de órgano protector, que nos otorga espacio y es capaz, también, de cuidarnos como una envoltura. Las fórmulas diferenciadas de cada preparado Dr. Hauschka, con diferentes materias primas, nos permiten dar a la anthyllis su misión individual.

Annette Greco
Jefa del departamento Desarrollo galénico de WALA

Origen, cultivo y procesamiento

La anthyllis empleada en los cosméticos Dr. Hauschka procede en su mayor parte del cultivo biodinámico de nuestra granja Demeter Sonnenhof, en Bad Boll, Alemania. Procesamos las plantas en flor directamente tras su cosecha. Los empleados de WALA preparan con ellas una esencia según un proceso rítmico especial de WALA. Más

Anthyllis vulneraria - Dr.Hauschka

La anthyllis vive, por así decirlo, en comunidad. Invisibles bajo la tierra, en sus raíces habitan los rizobios que se establecen en los nódulos de sus raíces una sana endosimbiosis con la anthyllis. Una relación en la que las partes, no dependientes, dan y reciben de forma recíproca: una verdadera simbiosis.

Anthyllis vulneraria - Dr.Hauschka

El nombre científico de la anthyllis deriva del uso y la apariencia de la planta: anthos = flor, ioulos = barba y vulnus = herida, o lo que es lo mismo, una planta fanerógama apta para tratar heridas.

Anthyllis vulneraria - Dr.Hauschka

El médico griego Dioscórides ya nombraba esta planta con poderes medicinales en el siglo 1 después de Cristo, empleando el nombre latino Anthyllis.

Wundklee - Dr.Hauschka

La oruga de la mariposa diurna más pequeña de Alemania, conocida como duende oscuro (Cupido minimus), se alimenta de la anthyllis. Las orugas de esta mariposa se alimentan exclusivamente de esta planta y de colutea. Las abejas salvajes también valoran la anthyllis como fuente de néctar.

Anthyllis vulneraria

Perfil de la planta

En el primer año, la anthyllis forma una roseta de hojas, de un verde exuberante, que se desarrolla sobre el suelo. Hay que esperar al segundo año de cultivo para ver crecer los tallos de flores, que pueden llegar a alcanzar los 90 cm de altura y que aparecen densamente cubiertos de flores de abril a junio. Si nos encontrásemos junto a un campo de anthyllis en un cálido día de verano, reconoceríamos perfectamente el zumbido de los insectos, numerosos abejorros y mariposas, que suelen visitarla atraídos por sus flores, ricas en néctar.

Cada cabecilla de anthyllis está compuesta por varias flores alargadas y protegida por una corona de hojas verdes. Al contrario que otras flores del reino de las plantas, estas flores nunca se abren del todo, sino que dejan un espacio donde se almacena el néctar. Solo los insectos con probóscide consiguen acceder al preciado néctar. Los sépalos, con una sedosa vellosidad, rodean cada florecilla individual como una envoltura circular, y parecen cuidar de ella y protegerla. Muy poco a poco se va marchitando cada uno de los flósculos, que se tiñen de tonos anaranjados y marrones. Visto desde la lejanía, un mar de flores de un naranja amarillento intenso nos sorprende por la intensidad con la que irradia su luz.

La planta de anthyllis, que adora los suelos calcáreos, se encuentra en praderas y campos yermos, en los márgenes de caminos y en laderas, pero nunca en suelos demasiado abonados.

Anthyllis vulneraria
Anthyllis vulneraria

Origen, cultivo y procesamiento

La anthyllis empleada en los cosméticos Dr. Hauschka procede en su mayor parte del cultivo biodinámico de nuestra granja Demeter Sonnenhof, en Bad Boll, Alemania. Procesamos las plantas en flor directamente tras su cosecha. Los empleados de WALA preparan con ellas una esencia según un proceso rítmico especial de WALA. Para el extracto emplean una mezcla fresca de agua y alcohol. De la anthyllis seca también se obtiene un extracto oleoso, siguiendo, también en este caso, un proceso rítmico de WALA, y remojándola con aceite de hueso de albaricoque a 37 °C, la temperatura corporal del hombre. Los diferentes tratamientos de la planta permiten subrayar conscientemente ciertos aspectos de la misma. Ambos extractos encuentran aplicación en numerosas fórmulas de los cosméticos Dr. Hauschka.

La anthyllis pertenece a la familia de las Papilionoideae (Faboideae), dentro de la familia de las leguminosas (Fabaceae). Tiene sus orígenes en el sur de Europa, aunque hoy día, la anthyllis se expande prácticamente por toda Europa, Asia Occidental, el norte de África y América.

Ya en la Edad Media, en los libros de botánica se mencionaban las propiedades cicatrizantes de la anthyllis . Tanto su nombre alemán ("Wundklee") como su nombre latino reflejan su aplicación tradicional en heridas.

Wundklee
Anthyllis vulneraria

¿Por qué encontramos la anthyllis como componente en los productos Dr. Hauschka?

Dependiendo de su ubicación, la anthyllis adopta diferentes formas, sabe adaptarse. Puede crecer con fuerza, desbordante, pero también puede crecer de manera controlada y estructurada. Con estas características, como componente en los cosméticos Dr. Hauschka despliega una fuerza que se puede regular con precisión para abordar con flexibilidad cada cuadro cutáneo. Activa la piel como órgano con todas sus funciones y la refuerza en su capacidad de aislarse sin perder flexibilidad. Fortalece la piel y protege al organismo. La anthyllis fomenta en cada piel la formación de un cuadro cutáneo equilibrado y sano, revitalizándola y armonizándola en sus procesos de regeneración y reafirmación.