Plantas medicinales en los laboratorios de investigación

Para desarrollar y optimizar nuestros productos, para seleccionar adecuadamente las plantas, cultivarlas, almacenarlas y procesarlas necesitamos información fidedigna. Queremos entender qué ingredientes componen una planta y cuáles son los rasgos distintivos que la conforman. Y cómo podemos hacer que sus propiedades sigan actuando en nuestros productos. El profesor Florian Stintzing dirige el departamento de investigación de WALA. Este especialista en tecnología alimentaria trabaja con un equipo formado por unos 50 compañeros y compañeras de trabajo al que pertenecen farmacéuticos, biólogos, geólogos, químicos y especialistas en tecnología alimentaria. Juntos responden a las cuestiones que surgen en los diferentes departamentos de WALA. En función de la temática concreta, los especialistas de la empresa cooperan con científicos que realizan su labor en universidades y otros centros de investigación. "Sabemos cuáles son nuestras competencias, pero también sabemos cuándo necesitamos la colaboración de especialistas externos". Para progresar en la adquisición de conocimientos es decisivo que confluyan diferentes perspectivas en el planteamiento de una cuestión, sostiene Stintzing. "Cuando se está desarrollando un nuevo producto, colaboramos muy estrechamente con los colegas del desarrollo galénico. Desde un principio trabajamos codo con codo en un espacio cercano que permite la comunicación. Así surge una vitalidad creativa que se refleja también en el producto".

Demostraciones en materia fitoquímica.

En el transcurso del desarrollo de los productos, la comprensión de la planta juega un papel primordial. Hay que definir dónde se ubica su cultivo, la fecha de su cosecha y su forma de procesamiento. Los datos que se han registrado cuidadosamente son una valiosa fuente de información y una gran contribución en este aspecto es la que se realiza gracias a las investigaciones internas que llevan a cabo nuestros jardineros, por ejemplo, el esperar a recolectar la alchemilla (Alchemilla vulgaris) hasta que llega el mes de agosto. En ese momento, la planta ha formado un máximo de sustancias fungibactericidas que apreciamos mucho a la hora de elaborar nuestra mascarilla calmante. Otras plantas: otras cuestiones. En relación con la equinacea purpúrea nos interesa por ejemplo saber cuál es la especie más adecuada para cada producto y qué procedimiento de elaboración es el mejor, ¿en esencia, como extracto acuoso o bien como jugo exprimido? Nuestro equipo de investigación ha verificado la mayor eficacia en el jugo exprimido de la apenas conocida especie Echinacea pallida para el tratamiento labial. Este resultado ha sido confirmado por el Instituto de Virología de la Universidad de Heidelberg. Por eso, el jugo exprimido de esta planta se encuentra en la Cuidado Labial Labimint Dr. Hauschka

"Este tipo de conocimientos sólidos es esencial, no solo para WALA, sino para la apreciación y diferenciación general de los productos de cosmética natural", 
Prof. Dr. Florian Stintzing 

La ubicación ideal para plantar la salvia, la estabilidad de los aceites esenciales, las cualidades de la cera de Cydonia, el secreto de la planta de escarcha son temas de investigación de gran actualidad. Nuestros datos sirven de fundamento para el desarrollo de productos, ayudan a optimizar las fórmulas o, en un estadio más temprano de la cadena de producción, aportan informaciones sobre el empleo adecuado de las materias primas. Cuando los resultados de nuestras investigaciones tienen un interés científico general se publican en revistas especializadas nacionales e internacionales. Así también otras personas pueden aprovechar los conocimientos obtenidos en WALA.