Tu piel es única

Tu piel no se puede encasillar en tipologías rígidas. Tú necesitas un tratamiento adecuado y coherente para los días del año, los diferentes lugares, las distintas estaciones y etapas vitales.
Por eso Dr. Hauschka no clasifica la piel subdividiéndola en una tipología fija, sino que hablamos de cuadros cutáneos en fases determinadas que pueden variar .

Aquí encontrarás el plan de tratamiento correspondiente a tu cuadro cutáneo.

Cuadro cutáneoDescripciones breves
Piel normal rosada, tersa, poros finos, sin sensibilidades, zona T ligeramente grasa
Piel seca y deshidratada poros finos, deshidratada, carente de grasa, formación prematura de pequeñas arrugas, sensación de tirantez, más bien pálida
Piel sensible enrojecida, fina, a veces con rojeces permanentes en las mejillas y la nariz, con capilares dilatados visibles
Piel mixta y sensible enrojecida, zona T grasa, piel con poros dilatados, a veces con impurezas, zona de las mejillas deshidratada
Piel mixta zona T con impurezas, piel con poros dilatados, adquiere rápidamente un aspecto graso, zona de las mejillas deshidratada
Piel grasa con impurezas piel con poros dilatados, adquiere rápidamente un aspecto graso, con impurezas
Piel madura

pérdida de elasticidad, formación de pequeñas arrugas, sequedad acentuada, piel fina, a veces con rojeces permanentes en las mejillas y la nariz (capilares dilatados visibles), manchas de pigmentación debidas a la menopausia